20 enero 2009

Barack Obama: el primer gran político del siglo XXI

Hoy Barack Obama asume la responsabilidad de ser la persona más poderosa del mundo.

Lo hace tras liderar una revolución del siglo XXI en su país (y que ha rozado, como todo lo que allí se origina –desde sus posiciones político-económicas de sus guerras teledirigidas a la crisis financiera- a todo el mundo) y llega para enfrentándose a la peor situación que ha tenido que asumir un presidente estadounidense en décadas.

Dentro de un año muchos pedirán su cabeza. Serán los mismos que habrán pasado esos doce meses poniéndole obstáculos para impedir que lleve a cabo sus ideales y proyectos. ¿Alguien es capaz de imaginar cómo estaría el mundo dentro de cuatro años si el que fuera nombrado 44º presidente de los EE.UU. fuera hoy George W. Bush*?

Obviamente, el mundo actual tiene unas reglas de hierro muy difícilmente modificables, pero ¿no es éste el momento histórico preciso que requiere una persona que pueda cambiar el mundo de verdad? Yes. Obama, Can you change it?


El más terrible de los sentimientos es el sentimiento de tener la esperanza perdida.

Federico García Lorca


*Sobre Bush, tan solo comentar la idea que han tenido un grupo de españoles al crear la web www.bushbyebyeparty.com que ha permitido que estas últimas horas se estén celebrando simultáneamente en todo el mundo más de 1.200 fiestas para festejar la última noche del actual presidente como líder de su país. Claro ejemplo de la relación y posibilidades de futuro en el binomio Internet-jóvenes que tan bien ha sabido utilizar Obama.

1 comentario:

Gaziello dijo...

Esperemos que haga algo decente... Porque sino, estamos jo-di-di-tos. BUeno sobre todo yo, tu vas tirando con tu curro!